Saltar al contenido principal

Cómo la realidad aumentada está cambiando el comportamiento de los consumidores

El comportamiento del consumidor está cambiando constantemente, ya que la gente busca formas más fáciles de comprar productos de buena calidad.

Hoy en día, esperan más que nunca, y esto incluye una comunicación personalizada, un servicio de atención al cliente receptivo y prácticas comerciales éticas.

Uno de los principales motores de esta situación es la tecnología, que ha avanzado considerablemente en las últimas décadas. Esta innovación moldea el comportamiento del consumidor y dicta lo que las empresas pueden y no pueden hacer digitalmente.

La realidad aumentada es una de estas innovaciones, y su capacidad para enriquecer la experiencia de compra está teniendo un impacto real en el comportamiento del consumidor.

Es un tema que merece ser debatido, sobre todo porque tendrá una gran influencia en las estrategias de marketing en un futuro próximo, si no lo es ya.

Pero, ¿qué es la realidad aumentada y cómo afecta al comportamiento de los clientes?

Echemos un vistazo:

¿Qué es la realidad aumentada?

En pocas palabras, la realidad aumentada (RA) es una versión mejorada del mundo real.

Esta tecnología toma lo que vemos a nuestro alrededor y le superpone contenido generado por ordenador, en forma de sonido, imágenes, gráficos y datos de localización.

Y, aunque algunos lean esto y piensen "novedad", la realidad aumentada es en realidad un invento tan importante como el iPhone. Apoyada en la inteligencia artificial, es la puerta de entrada al metaverso y contribuirá a configurar el futuro de nuestra vida digital.

Ya es un gran negocio, pero se espera que la realidad aumentada se convierta en una industria de 250.000 millones de dólares en 2028(Statista). Esto se verá facilitado por el despliegue del 5G, que impulsará significativamente el potencial de esta tecnología.

No debe confundirse con la realidad virtual, que ofrece una experiencia completamente digital, con los espectadores ciegos al mundo real que les rodea.

Además, la realidad virtual requiere un hardware muy caro. En cambio, una de las grandes ventajas de la realidad aumentada es su accesibilidad para los consumidores, que sólo necesitan un teléfono inteligente con una cámara que funcione.

En la actualidad hay más de seis mil millones de estos dispositivos en uso en todo el mundo(Statista), y esto significa que las empresas que integran la realidad aumentada en sus estrategias de marketing pueden esperar de forma realista que los consumidores accedan a ella.

La realidad aumentada y la experiencia del cliente

La experiencia del cliente -o CX- es importante porque dicta los procesos de toma de decisiones de los consumidores.

Hay muchas pruebas que lo corroboran: el 65% de las personas están más influenciadas por la experiencia del cliente que por la publicidad tradicional(PwC), mientras que el 74% son más propensas a comprar sólo por este factor(Forbes).

En última instancia, una gran CX ayudará a su empresa a diferenciarse de la competencia: atrae a nuevos clientes, aumenta su capacidad para retener a los existentes y mejora su reputación.

Como tal, se considera fundamental para el crecimiento sostenido de cualquier empresa, pero ¿qué define una gran CX?

En pocas palabras, una buena relación con el cliente es aquella que pone al cliente en primer lugar y está diseñada para que cada parte del viaje del cliente sea personalizada y sin estrés. Y cuando se trata de marketing e Internet, las empresas tienen que encontrar la mejor manera de dar vida a sus productos.

La realidad aumentada es genial en este sentido. La forma en que une el mundo digital y el real ofrece a las empresas la oportunidad de crear experiencias memorables y envolventes para los consumidores, que conectarán con ellos a un nivel más emocional.

Por ejemplo, en lugar de limitarse a ver imágenes de ropa en un sitio web, los consumidores pueden pasearse virtualmente por la tienda, seleccionar algo para probarse y ver cómo les queda.

Esta tecnología es divertida, pero todavía relativamente nueva, novedosa y emocionante para los consumidores, por lo que es una gran manera de aumentar el compromiso.

Las investigaciones lo respaldan, ya que las experiencias potenciadas por la RA arrojan una tasa de conversión un 94% superior a la del marketing tradicional(Deloitte).

Ejemplos de realidad aumentada en el mundo real

La realidad aumentada existe desde hace tiempo, pero es probablemente más conocida por su uso en los filtros de Snapchat y en el mundo de los juegos online.

El primer ejemplo que me viene a la mente aquí es Pokémon Go, que se convirtió en una sensación mundial en 2016 y atrajo a 232 millones de jugadores en su momento álgido, lo que generó a Nintendo 1.230 millones de dólares solo en 2020.

La generación más joven está muy acostumbrada a ver realidad aumentada. Una proporción cada vez mayor de los contenidos en Snapchat y Tik-Tok es inmersiva, y otras plataformas de medios sociales están persiguiendo su éxito aquí.

Pero la percepción de que es principalmente para los jugadores o una cosa de jóvenes está cambiando.

Hoy en día, sus huellas se encuentran por todas partes, desde la moda y la medicina hasta el turismo y los viajes. Las adaptaciones modernas incluyen espejos de belleza inteligentes, vestidores, visualizadores de muebles y guías de viaje.

Realidad aumentada y comportamiento del consumidor

Los hábitos de compra cambian constantemente, y la realidad aumentada está afectando a los consumidores tanto como la llegada de Internet o el salto del ordenador al móvil.

El mercado del comercio electrónico se ha disparado en los últimos años. Se vio impulsado de forma significativa por la pandemia de COVID, que ha tenido un fuerte impacto en el comportamiento de los consumidores, con nuevos hábitos que continuarán en el futuro.

Uno de los efectos es el aumento de la proporción de personas que compran en línea. Y, aunque esto tiene sus ventajas, es demasiado fácil comprar productos que no cumplen nuestras expectativas.

La realidad aumentada contribuye a resolver este problema, ya que permite a los clientes probar antes de comprar y utilizar la interfaz para resolver problemas, tanto antes como después de la compra.

Los consumidores también ajustan sus expectativas a las nuevas realidades, y los 4.600 millones de usuarios de las redes sociales del mundo están expuestos a la realidad aumentada a diario, se den cuenta o no.

La RA también está impulsando la aparición de enormes comunidades multijugador online como Fortnite (350 millones de usuarios) y Animal Crossing (230 millones de usuarios). Estas cifras son lo suficientemente grandes como para ser consideradas comunidades sociales por derecho propio, y están aclimatando a los jugadores a la RA.

Como tal, esta tecnología está configurando los hábitos de compra del futuro.

La realidad aumentada también afecta a los consumidores desde el punto de vista psicológico, ya que los estudios demuestran que estimula los receptores de placer del usuario. Este fuerte vínculo emocional les hace sentir en cierto nivel como si ya poseyeran un producto, y esto aumenta el potencial de una venta, con implicaciones reales para la segmentación de clientes y la comunicación de marketing.

Hacia un futuro aumentado

En esencia, la RA sirve para reducir el espacio entre nuestros mundos digital y físico.

Permite a las personas probar visualmente los productos y ver los destinos, y hace que la experiencia de compra sea más divertida.

También está creando nuevas formas para que los vendedores se relacionen con los consumidores, y con las ventas impulsadas por la RA que se van a disparar en un futuro próximo, tiene el potencial de cambiar sustancialmente la forma en que las empresas hacen negocios.

La realidad aumentada ha llegado para quedarse, y los profesionales del marketing pueden integrarla en sus comunicaciones o quedarse atrás con respecto a la competencia.